Derecho Civil

Derecho Societario

La sociedad mercantil o sociedad comercial

Sociedad

Una sociedad mercantil o sociedad comercial es una persona jurídica que tiene como objetivo realizar una empresa, entendido esto como el ejercicio de una actividad económica planificada con la finalidad de intermediar en el mercado de bienes y servicios. Para que una sociedad pueda existir, se requiere el aporte de bienes y/o servicios por parte de los integrantes de la sociedad, denominados socios. Dependiendo de si se trata de una sociedad de capital o de una sociedad de personas, el socio puede ser denominado accionista (en el caso de sociedades de capital) o simplemente socio (en el caso de sociedades de personas). Esta misma distinción determina si se pueden aportar a la sociedad sólo bienes (para el caso de las sociedades de capital) o tanto bienes como servicios (para las sociedades de personas). La participación de un socio o accionista en una sociedad está representada por un bien denominado acción o participación social.

Tradicionalmente, la sociedad ha sido concebida como una colectividad de personas. A medida que el mercado ha ido evolucionando y sufriendo cambios, las legislaciones se han ido adaptando a dichos cambios. En la actualidad, las legislaciones más modernas permiten la creación de sociedades unipersonales; es decir, sociedades constituidas por un solo socio o que pueden mantenerse en existencia con un único socio. Incluso, ese único socio podría ser otra sociedad. Legislaciones más conservadoras aún mantienen el requisito de la pluralidad de socios; es decir, la sociedad debe ser constituida necesariamente por dos o más socios como mínimo y debe mantenerse dicha pluralidad en el tiempo. En algunos otros casos, se permite -al igual que en las legislaciones modernas- que una sola persona constituya un tipo de persona jurídica que, en esencia, tiene las mismas características que una sociedad (v.g. la responsabilidad limitada del socio), pero sin llegar a denominarla "sociedad". Por ejemplo, la legislación peruana contempla la creación de "empresas individuales de responsabilidad limitada".

Principales funciones de la sociedad mercantil

Generación de utilidades

Una sociedad mercantil es creada con el ánimo de lucrar y generar utilidades. Esto la diferencia de otro tipo de personas jurídicas como las asociaciones y las fundaciones, cuyo fin es no lucrativo. Así, una característica fundamental de la sociedad mercantil es el interés de los socios en recibir parte de las utilidades generadas por la sociedad como consecuencia del desarrollo de las actividades que conforman su objeto social. La regla general es que estas utilidades sean repartidas a cada socio en proporción a su respectivo porcentaje de participación en el capital social de la sociedad. La parte de las utilidades que corresponde ser distribuida a un socio se denomina dividendo. Por excepción, los socios podrían, mediante acuerdo unánime, aprobar un reparto de utillidades en proporciones distintas a las que corresponderían segun dicha regla general.

Limitación de responsabilidad

En tanto son personas jurídicas, las sociedades tienen personalidad jurídica, lo cual a su vez presupupone que tienen subjetividad jurídica. Es decir, una sociedad es sujeto de derecho y es susceptible de tener derechos, obligaciones y otros tipos de situaciones jurídicas, al igual que una persona natural, quien también es un sujeto de derecho. Además de tener esta subjetividad jurídica, las sociedades adquieren personalidad jurídica. El momento en que una sociedad adquiere dicha personalidad jurídica depende de cada legislación. En algunos casos, el mismo acto de constitución de la sociedad (firma del denominado pacto social, contrato de sociedad, acto constitutivo o cualquier otra denominación establecida por la legislación de que se trate, ya sea de forma privada o a través de una escritura pública) crea a la sociedad como sujeto de derecho y además le brinda personalidad jurídica separada de sus socios.

En otros casos, el acto de constitución únicamente genera la creación y existencia de la sociedad como un sujeto de derecho, siendo aplicables ciertas reglas especiales respecto del tema de la responsabilidad, y la personalidad jurídica se adquiere con el cumpimiento de alguna formalidad posterior, como por ejemplo la inscripción de la constitución de la sociedad en un registro público. Por lo general, los negocios jurídicos y contratos que ejecute la sociedad entre el periodo que transcurre desde su creación como sujeto de derecho hasta que adquiere personalidad jurídica, deben ser ratificados por la sociedad a fin de eximir de responsabilidad a quienes hubieran celebrado tales negocios o contratos.

La personalidad jurídica inherente a una sociedad está separada de la esfera jurídica de quienes son sus socios. Es decir, las obligaciones de una sociedad únicamente vinculan a la sociedad misma, y sus acreedores únicamente pueden accionar en contra de la sociedad para exigir el pago de cualquier acreencia. Esta separación entre el patrimonio de la sociedad y el patrimonio de sus socios se denomina responsabilidad limitada. De este modo, la sociedad responde por sus obligaciones con su propio patrimonio, y no con el de sus socios.

Existen ciertos supuestos en los que esta responsabilidad limitada se rompe y llega a alcanzar al patrimonio de los socios. Ello ocurre, por ejemplo, ante casos de fraude a través de la personalidad jurídica, lo cual, aplicado a las sociedades mercantiles, consiste en la creación de un grupo de sociedades que, en conjunto, realizan una única actividad económica pero segmentada en distintas sociedades con un patrimonio reducido. De este modo, ante una eventual acción de cobro por parte de un acreedor de alguna de las sociedades del grupo, tal acreedor se ve perjudicado ya que encontrará una sociedad que, por tener un patrimonio reducido, no puede responder íntegramente por sus obligaciones. Sin embargo, si se considerase al grupo de sociedades (incluyendo a las sociedades que sean socias o accionistas de aquellas) como una unidad, sí existiría un patrimonio mayor y suficiente que permita cumplir con las obligaciones pendientes a cargo de las sociedades individuales que conforman el grupo.

La regla de la responsabilidad limitada se ve relativizada para cierto tipo de sociedades, tales como las sociedades civiles y las sociedades en comandita. Los socios (o algunos socios) de este tipo de sociedades también responden con su propio patrimonio por las obligaciones de la sociedad. Este supuesto de responsabilidad ilimitada tiene fundamento en que los sociedades son administradas por sus mismos socios, y no por un órgano distinto, como la gerencia en el caso de las sociedades anónimas.

Órganos de la sociedad

La sociedad, dada su naturaleza de persona jurídica, no tiene ni puede exteriorizar algún tipo de voluntad propia y originaria, sino que a través ciertos órganos de decisión y de gestión. Estos órganos están integrados por personas naturales que, por definición, sí tienen voluntad propia y originaria y mediante un consenso de voluntades pueden formar y declarar la voluntad social. Así, la voluntad social nace del consenso entre las personas que íntegran los órganos de la sociedad. El procedimiento para la formación de la voluntad social se rige por las disposiciones contenidas en el pacto social, en el estatuto de la sociedad o en las normas jurídicas aplicables a la sociedad. Los referidos órganos se clasifican, por lo general, en órganos de decisión y órganos de gestión. Los órganos de decisión son la junta general de socios o accionistas y el directorio, mientras que la gerencia es un órgano de gestión. Los primeros establecen la dirección que la sociedad debe seguir para la consecución de su objeto social, mientras que el segundo es el encargado de ejecutar las decisiones de aquellos y de realizar todos los actos, negocios y contratos que resulten necesarios conforme a las directrices establecidas por los órganos de decisión.  


Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]