Derecho Civil

Derechos Reales

Copropiedad

La partición es el mecanismo mediante el cual se extingue la copropiedad y se reparte la parte material que corresponde a cada copropietario según su alícuota. Dicha parte material puede ser una porción del bien en sí, o una porción de otro bien (como el dinero) entregado como contraprestación por la transferencia del bien en copropiedad. Todos de los copropietarios tienen derecho a solicitar la partición del bien y ningún copropietario podría evitar que se produzca. Si bien estos pueden oponerse, finalmente la partición se podría realizar en cumplimiento de una decisión judicial.

La partición debe diferenciarse de la división, en tanto este último concepto implica la división física o cuantitativa del bien bajo copropiedad, que podrá ser o no factible dependiendo de la naturaleza del bien. Sin embargo, la partición puede hacerse respecto de cualquier bien en copropiedad, pues el Derecho busca siempre deshacer esta situación para facilitar el tráfico de los bienes.

La partición tiene como efecto la formación de derechos autónomos de propiedad sobre (i) cada parte física o cuantitativa del bien en copropiedad o sobre (ii) una parte de la contraprestación pagada por la transferencia del bien bajo copropiedad. Lo primero ocurre únicamente con los bienes que son divisibles; es decir, aquellos bienes que pueden ser física o cuantitativamente divididos en partes, como por ejemplo los terrenos. Estos pueden ser divididos espacialmente en distintas áreas, cada una proporcional a la alícuota de cada copropietario. Así, el copropietario de un terreno de 100 m2, con una alícuota del 30%, recibirá un área de 30 m2 en caso de partición del terreno.

Lo segundo puede ocurrir tanto en los bienes divisibles como los indivisibles. Los bienes indivisibles son aquellos bienes que no pueden ser física ni cuantitativamente divididos en partes sin destruir el bien o eliminar su funcionalidad. Así, si dos personas son dueñas de una computadora, cuando alguna de ellas solicite la partición, lo lógico será que el bien no sea físicamente dividido pues de lo contrario se destruiría y perdería su valor. En ese caso, se optará por vender la computadora y repartir el precio (la contraprestación por la venta) entre los copropietarios. Si cada copropietario tiene una alícuota del 50%, cada uno recibirá la mitad del precio que pague el comprador. La copropiedad sobre los bienes divisibles también puede extinguirse con la venta del bien y posterior repartición del precio pagado por el comprador. Por ejemplo, un terreno no necesariamente debe ser dividido en lotes a ser repartidos entre los copropietarios, sino que también puede ser vendido a un tercero que consolide la propiedad (deshaciendo la copropiedad) y el precio que este pague será repartido entre los copropietarios en proporción a su alícuota. Así, el copropietario de un terreno vendido al precio de $ 1000, con una alícuota de 40%, recibirá una parte del precio por un monto de US$ 400. La partición implica en todos los casos una acción de reparto entre todos y cada uno de los copropietarios.

Podría también decirse que la partición tiene como efectos la formación de derechos autónomos de propiedad únicamente sobre una parte física o cuantitativa de un bien bajo copropiedad producto de su división. Esto, dado que puede considerarse que la partición de un bien indivisible consiste en verdad en dos negocios jurídicos inmediatamente sucesivos, siendo el primero de ellos un negocio jurídico mediante el cual se intercambia un bien indivisible por otro divisible (como el dinero, en el caso de un contrato de compraventa) y, el segundo, el negocio jurídico de partición en sentido estricto. Así, en el primer momento el dinero pagado como precio está en una situación de copropiedad e, inmediatamente después, este puede ser dividido entre los vendedores, quienes dejan de ser copropietarios.

El derecho de cada copropietario a realizar la partición es imprescriptible, lo cual significa que este derecho puede ser ejercido en cualquier momento mientras dure la copropiedad y no tiene un plazo preclusivo. Es decir, este derecho no se pierde en ningún caso independientemente del tiempo que transcurra desde que se incurre en la situación de copropiedad.  No obstante, este derecho no puede ser ejercido cuando existe una situación de indivisión forzosa o un negocio jurídico (pacto de indivisión) o ley que fije un plazo a partir del cual recién se puede hacer la partición.

Luego de la partición, las cargas y gravámenes que afectan al bien que estaba en copropiedad se mantienen sobre los bienes resultantes de la división del bien. Por ejemplo, todos los lotes resultantes de la división de un terreno hipotecado a favor de un banco estarán del mismo modo gravados con una hipoteca.

 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]