Derecho Civil

Acto y Negocio Jurídico

Intimidación o violencia moral o psíquica

Intimidación en el negocio jurídico

La intimidación (también llamada violencia moral o psíquica, para diferenciarla de la violencia física) es un vicio de la voluntad que consiste en la acción de un sujeto que genera una alteración de la voluntad de otro. A diferencia de la violencia física, en los casos de intimidación, el sujeto afectado actúa con su voluntad, pero encontrándose en una condición de grave perturbación psíquica por efecto de la amenaza de un mal grave. Este “decide” celebrar el negocio jurídico o celebrarlo en determinadas condiciones, pero actúa de ese modo para evitar que se le cause un mal. En el primer caso, estamos ante un supuesto de intimidación determinante (es decir, de no existir la intimidación, el sujeto no hubiera celebrado el negocio jurídico), mientras que en el segundo caso estamos ante un supuesto de intimidación no determinante (es decir, el sujeto en cualquier caso hubiera celebrado el negocio jurídico, pero en condiciones distintas). En ambos casos, el negocio jurídico podrá ser anulado.

La intimidación consiste en la amenaza de un mal, que debe ser de cierta notoriedad; es decir, la amenaza debe ser de tal gravedad que pueda razonablemente causar una impresión negativa en la persona. Asimismo, el mal amenazado debe ser injusto para el sujeto afectado. La amenaza no será injusta cuando consista en la advertencia de que se ejercerá un legítimo derecho (por ejemplo, interponer una demanda contra alguien para exigir el pago de lo adeudado). Sin embargo, si la amenaza de ejercer un legítimo derecho está dirigida a conseguir ventajas injustas, esta puede ingresar al ámbito de la intimidación y, en consecuencia, ser causal de anulación del negocio jurídico. Además, es necesario que el mal amenazado esté dirigido a la persona o los bienes del sujeto afectado, de su cónyuge, de un descendiente o de un ascendiente. Para efectos de analizar el grado de afectación de la amenaza, se debe tener en cuenta la condición de la persona, incluyendo caracteres como su edad.

Una condición para la procedencia de la acción de anulación de un negocio jurídico por intimidación consiste en que el negocio jurídico celebrado tenga conexión directa con la amenaza. Si, por ejemplo, alguien vende sus bienes para recibir un precio en dinero (mediante un contrato de compraventa, como primer acto), para luego transferir ese dinero a quien lo amenazó (segundo acto), el contrato de compraventa no será anulable. Debe existir un nexo directo de causalidad entre el mal que se amenaza y el negocio jurídico celebrado con el fin de evitarlo.

Diferencia con el temor reverencial

La intimidación no debe confundirse con el temor reverencial. Un temor gravísimo puede comportar una alteración de la voluntad, pero no necesariamente determina la invalidez del negocio jurídico por intimidación, pues siempre debe verificarse la amenaza de un tercero. La ley excluye que pueda ser causal de anulación el temor reverencial, consistente en el temor que se genera en la mente de un sujeto sin haber amenaza externas, frente a una persona que se presenta ante él como severa. En este caso, el temor deriva de causas psíquicas internas del declarante.

 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]