Derecho Civil

Acto y Negocio Jurídico

Hecho jurídico

Hecho jurídico

Un hecho jurídico es aquel hecho capaz de generar algún efecto jurídico (efecto de Derecho). Se trata de un suceso o acontecimiento al cual el ordenamiento jurídico le reconoce relevancia y trascendencia, y es determinante para la producción de un efecto jurídico. El concepto de hecho jurídico abarca todos los supuestos materiales necesarios para la producción de un efecto jurídico.

Los hechos jurídicos necesariamente deben ser exteriores, es decir, deben ser reconocibles objetivamente. Si bien existen hechos internos (situaciones mentales o psicológicas de cada persona) que son relevantes para el Derecho, como la buena fe, el dolo omisivo, etc., estos dependen de otro suceso externo para poder producir efectos. Por ejemplo, para que el dolo omisivo (hecho interno) pueda producir el efecto jurídico de poder anular el negocio jurídico que se celebró padeciendo de este vicio, previa y necesariamente tiene que haberse formado el negocio jurídico (hecho externo).

No todo hecho produce directamente un efecto jurídico. Sin embargo, todos son susceptibles de hacerlo. Por ejemplo, por lo general, una fuerte ola en el mar no produce ningún efecto jurídico. En este caso, se trata de un hecho jurídicamente irrelevante, pues la ley no le atribuye ningún efecto jurídico a su ocurrencia. Pero si en un contrato se ha pactado que los efectos del mismo estén sujetos a la condición suspensiva de que ocurra dicho acontecimiento, entonces en este caso la ocurrencia de la ola sí producirá efectos. Del mismo modo, si la ola es de tal magnitud que destruye cosas, podrá conllevar a que ocurran otros efectos jurídicos (la activación de una póliza de seguro, por ejemplo).

Clases de hechos jurídicos

Existen dos categorías de hechos jurídicos: los hechos jurídicos voluntarios y los hechos jurídicos involuntarios.

Los hechos jurídicos voluntarios son aquellos hechos causados por la voluntad humana e implican una conducta voluntaria. A esta categoría se le denomina acto jurídico (en sentido amplio). Dentro de esta categoría de actos jurídicos, encontramos dos tipos: los actos jurídicos lícitos y los actos jurídicos ilícitos.

Los actos jurídicos lícitos son aquellos hechos jurídicos voluntarios amparados por el Derecho, por tener una apreciación favorable. Esta categoría se subdivide a vez en dos: los actos jurídicos en sentido estricto (que importan una manifestación de voluntad) y los negocios jurídicos (que importan una declaración de voluntad).

Los actos jurídicos ilícitos son aquellos hechos jurídicos voluntarios cuya consecuencia es originar la obligación de reparar el daño causado, en cabeza de la persona que causa el daño. Este tipo de actos son el objeto principal de la responsabilidad civil. Sin embargo, existen causales de responsabilidad civil que no importan una conducta voluntaria (ya sea con dolo o culpa) por parte del sujeto causante. Por ende, la responsabilidad civil no se limita únicamente a los actos jurídicos ilícitos, pues también existe responsabilidad por riesgo (cuando sin haber causado un daño mediante una conducta voluntaria, se tiene la obligación de resarcir por el hecho de haber creado el riesgo de generar tal daño). Dentro de la categoría de los actos jurídicos ilícitos podemos encontrar, entre otros, a los delitos y los cuasidelitos.

Los hechos jurídicos involuntarios son hechos causados independientemente de la voluntad humana. Por lo general, son hechos causados por acción de la naturaleza y el transcurso del tiempo. Por ejemplo, el transcurso del tiempo no depende de la voluntad humana, pero puede generar diversos efectos jurídicos como hacer que una persona adquiera plena capacidad de ejercicio al alcanzar la mayoría de edad. Asimismo, un terremoto o un huracán son hechos de la naturaleza que pueden generar efectos jurídicos, como la destrucción de objetos (extinción del derecho de propiedad) o la activación de la obligación de una empresa aseguradora de cubrir los daños producidos por tal desastre.

Por último, pueden producirse efectos jurídicos por la concurrencia de un hecho jurídico voluntario y uno no voluntario. Por ejemplo, para que se produzca la prescripción adquisitiva de dominio (adquisición de un bien ajeno por haberlo poseído durante cierto tiempo) se requiere la concurrencia de (i) la voluntad del titular de un derecho (v.g. el propietario de una casa) de no hacer uso de este y (ii) el transcurso del tiempo.

 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]