Derecho Civil

Acto y negocio jurídico

Estructura del negocio jurídico (presupuestos, elementos y requisitos)

Estructura del negocio jurídico

Tradicionalmente, se afirmaba que el negocio jurídico estaba conformado por elementos esenciales, naturales y accidentales. Los elementos esenciales eran el agente, la declaración de voluntad, el objeto, la causa y la forma; los elementos naturales eran todas aquellas reglas que regían el negocio jurídico por aplicación supletoria de la ley; y los elementos accidentales eran todos aquellos parámetros adicionales pactados por las partes para ajustar sus relaciones jurídicas a sus intereses (por ejemplo, el establecimiento de un plazo o condición). No obstante, esta teoría tradicional ha sido superada para dar paso a una estructura ordenada y lógica formulada por la teoría moderna, según la cual el negocio jurídico está conformado por presupuestos, elementos y requisitos.

Los presupuestos son aquellas situaciones externas pero necesarias, que anteceden a la formación del negocio jurídico y son el sujeto y el objeto. Los elementos son los que constituyen intrínsecamente al negocio jurídico, y son la declaración de voluntad y la causa. Los requisitos son aquellas condiciones que deben cumplir tanto los elementos como los presupuestos para que negocio jurídico pueda producir válidamente sus efectos jurídicos. Los presupuestos y elementos son necesarios para que el negocio jurídico se pueda formar, pero necesariamente deben cumplir con sus respectivos requisitos para el negocio jurídico sea válido y produzca efectos jurídicos. La falta de alguno de los presupuestos, elementos o requisitos generará la invalidez del negocio jurídico.

Presupuestos

Los presupuestos son antecedentes del negocio jurídico; es decir, son aquellos conceptos que deben existir de forma previa para que el negocio jurídico pueda formarse. No son componentes intrínsecos del negocio jurídico, pero su ausencia imposibilita la formación del negocio jurídico.

El primer presupuesto es el sujeto, que es un centro de imputación de situaciones y relaciones jurídicas. Es decir, el sujeto es quien se relaciona con otros sujetos a través de la celebración del negocio jurídico. En sentido amplio, un sujeto puede ser una persona natural, una persona jurídica (v.g. una asociación, una fundación, una sociedad anónima), un patrimonio autónomo (v.g. un patrimonio fideicometido creado a través de un contrato de fideicomiso), entre otros. Sin embargo, no cualquier sujeto está en aptitud de celebrar válidamente un negocio jurídico. Además de tener la calidad de sujeto, este debe cumplir con los requisitos de capacidad y legitimación (aunque existe cierta discusión respecto a si la legitimiación es o no un requisito, ya que su ausencia no necesariamente genera la invalidez del negocio jurídico).

El segundo presupuesto es el objeto. Este concepto ha sido arduamente tratado por la doctrina y ha sido definido de diversas formas: como el conjunto de relaciones jurídicas producidas por el negocio jurídico, como la cosa sobre la cual recae el negocio jurídico y como la prestación (objeto de una obligación generada por el negocio jurídico). Para poder encajar en la estructura planteada por la teoría moderna (es decir, encajar en el concepto de presupuesto), el objeto no puede ser identificado con la relación jurídica generada por el negocio jurídico, toda vez que esta es una consecuencia. Por tanto, se afirma que el objeto es el interés o intento práctico que tiene una parte en obtener determinado resultado. Este resultado es conseguido por el sujeto a través de un medio jurídico que es el negocio jurídico. Es decir, mediante la celebración del negocio jurídico, las partes logran el resultado del intento práctico que tenían. Los requisitos que debe cumplir el objeto son la determinabilidad y la posibilidad.

Elementos

Los elementos son las partes integrantes del negocio jurídico y son indispensables para su formación.

La declaración de voluntad consiste en una exteriorización de la voluntad, con un contenido tendiente a producir los efectos jurídicos que son queridos y buscados por el sujeto que realiza la declaración. En otras palabras, la declaración de voluntad es la conducta realizada por un sujeto, a través de la cual exterioriza su voluntad de que se produzcan determinados efectos que son queridos por el sujeto y a su vez amparados por la ley. Para que la declaración de voluntad pueda formar un negocio jurídico válido debe cumplir con los requisitos de estar formulada libre de vicios y, de ser el caso, en observancia de la formalidad prescrita por la ley o las partes. Nótese que no todos los negocios jurídicos requieren que la declaración de voluntad sea hecha cumpliendo una formalidad en específico, pues la regla general es la libertad de forma.

La causa, al igual que el objeto, es uno de los conceptos vinculados al negocio jurídico que ha sido más discutido por la doctrina, existiendo diversas teorías que lo definen desde una perspectiva subjetiva, objetiva y mixta. Una teoría mixta parece dar una definición más acertada de la causa, pues toma en cuenta que cada negocio jurídico es único (pues es, subjetivamente, es la creación de sujetos con intereses muy particulares) pero que además debe cumplir una función socialmente trascendente (y esto depende de que objetivamente la ley le reconozca sus efectos). En suma, la causa es la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). El principal requisito de la causa es la licitud.

 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]