Derecho Civil

Contratos

Contratos nominados e innominados, típicos y atípicos

Contratos nominados e innominados, típicos y atípicos

Los contratos, dependiendo de si tienen una denominación o no, pueden ser clasificados en nominados e innominados; y dependiendo de si existe un conjunto de normas jurídicas que los regulen en específico, pueden ser clasificados en típicos y atípicos.

Contratos nominados y contratos típicos

Un contrato nominado es un aquel que tiene una denominación establecida en la legislación (nomen iure), mientras que un contrato típico es aquel respecto del cual existe en la legislación un conjunto de normas jurídicas (imperativas o supletorias) que le resultan aplicables por ser de determinado tipo. Por lo general, los contratos típicos son a su vez contratos nominados. Por ejemplo, en las legislaciones modernas, el contrato de compraventa es un contrato nominado, pues la legislación se refiere a dicho tipo contractual por un nombre ("compraventa"), y también es un contrato típico, ya que en la legislación se establecen reglas que las partes de dicho contrato deben cumplir o reglas que aplican para ciertos aspectos no regulados por las partes. Estas reglas pueden estar referidas al precio pactado, obligaciones y derechos del comprador y del vendedor, pactos nulos en la compraventa, entre otros.

No obstante, puede darse el caso de que un contrato sea innominado pero típico. Por ejemplo, en el Código Civil peruano se establece que, a los "contratos innominados de doy para que hagas y hago para que des", les son aplicables las reglas previstas para los contratos de prestación de servicios. Es decir, la misma ley ha omitido establecer una denominación para dicho tipo de contrato, pero sí le ha asignado una serie de reglas aplicables. Otros ejemplos de contratos nominados y típicos son la donación, el arrendamiento, la permuta, el mandato, el préstamo (mutuo o comodato) y el suministro.

Contratos innominados y contratos atípicos

Un contrato innominado es aquel que no cuenta con una denominación prevista en la ley. Un contrato atípico es aquel "contrato nuevo" con relación a los tipos contractuales que la ley ya regula; es decir, la ley no establece reglas de aplicación imperativa o supletoria para estos en función de su tipo. Por lo general, los contratos innominados son contratos atípicos. Sin embargo, no es inusual que existan contratos atípicos que cuenten con un nombre. Por ejemplo, el contrato de franquicia, el contrato de agencia comercial, el contrato de hosting y otros contratos modernos son ejemplos de contratos que son atípicos en muchas legislaciones, ya que no existen reglas que les sean aplicables específicamente a pesar de contar con una denominación. A medida que contratos atípicos se vuelven cada vez más comunes en el tráfico comercial, las legislaciones se adaptarán y empezarán a establecer reglas que los regulen, pudiendo convertirse así en un contrato típico. Cabe precisar que los contratos que sean atípicos según la legislación de un determinado país, en otros pueden ya estar regulados y ser típicos.

En los contratos atípicos, las partes pueden determinar el contenido del contrato dentro de los límites impuestos por la ley. Es decir, siempre que se cumplan los requisitos de validez del negocio jurídico y se verifique la noción de contrato, el contrato será vinculante y la ley le atribuirá todos los demás efectos propios del contrato. Si bien no existen reglas específicas para tal clase de contratos, siempre resultarán aplicables las normas jurídicas en materia de negocios jurídicos y contratos.

 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]