Derecho Civil

Contratos

Contratos formales y solemnes

Formalidad y solemnidad del contrato

Los contratos formales son aquellos respecto de los cuales la ley establece una determinada forma. La forma es el instrumento o mecanismo a través del cual se exterioriza o se declara la voluntad. Todos los contratos (en tanto son una clase de negocios jurídicos) deben tener una forma, porque sin forma no se exterioriza la voluntad. Sin declaración de voluntad, estamos ante un negocio jurídico que carece de uno de sus elementos y que es, por tanto, nulo. Para que haya un acuerdo entre las partes, debe haber un acto de revelación socialmente reconocible a través del cual las partes plasman su acuerdo, que puede ser incluso el más elemental como el hablado.

La ley a veces indica una forma para determinados contratos; estos pertenecen a la categoría de los contratos formales. Dicha forma prevista para el contrato se denomina formalidad. En algunos casos, además, la ley señala una forma con diferente intensidad, por razones de política legal, considerando que esa forma es fundamental para la validez del contrato y que este no puede celebrarse de otra manera. Esta es la formalidad ad solemnitatem: su ausencia compromete la validez del contrato. Por ende, los contratos que requieren esta formalidad ad solemnitatem son contratos solemnes. En suma, este tipo de contratos son formales y, además, solemnes.

En otros casos, la ley establece que el contrato se celebre de cierta manera pero no con tal intensidad, en aquellos casos en que no interesa que el consentimiento revista necesariamente de esa forma indicada. Sólo importa que haya un medio de prueba suficiente para demostrar que se ha pactado el contrato. Si las partes no celebran el contrato usando este tipo de forma, el contrato no es nulo. Puede no utilizarse la forma que la ley indica, y a pesar de ello el contrato será válido. El contrato puede ser recogido por otra forma que no es la establecida por la ley. Esta es la formalidad ad probationem. Esta ya no tiene mayor importancia porque el sentido que tenía era indicar una forma de celebrar el contrato, para que así un determinado medio de prueba tenga prevalencia sobre los demás por ser considerado como la prueba más fidedigna que las demás según la ley. En la actualidad, estas "pruebas tasadas" no tienen relevancia, porque el sistema de la sana crítica es el que ha sido adoptado en la mayoría de ordenamientos jurídicos modernos. Los contratos que requieren esta forma no son contratos solemnes, únicamente formales.

La libertad de forma es la regla general para la celebración de contratos y negocios jurídicos en general. La ley también permite (a través de la autonomía de la voluntad) que las partes puedan establecer una formalidad solemne para la celebración de un contrato; es decir, pueden estipular que un contrato futuro entre ellas deberá ser celebrado usando determinada forma, sin cuyo cumplimiento tal contrato será nulo. Es decir, la formalidad ad solemnitatem puede ser establecida por ley o por acuerdo entre partes. En ambos casos, la inobservancia de dicha formalidad generará la invalidez del contrato solemne.

En conclusión, todos los contratos para los que la ley (o el acuerdo entre partes) prevea una forma determinada son contratos formales. Si estos contratos formales, son además solemnes, dependerá de la clasificación de dicha forma:

  • Formalidad ad solemnitatem: La inobservancia de este tipo de formalidad se sanciona con la nulidad del contrato; dicho acto es inválido. Si para un contrato se prevé este tipo de formalidad, será un contrato formal y además solemne.
  • Formalidad ad probationem: La forma indicada por la ley solo es indicativa de una forma adecuada para probar la existencia del contrato, pero su inobservancia no genera la nulidad del contrato ni le da calidad de solemne a un contrato. En este caso estaremos sólo ante un contrato formal.
 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]