Derecho Civil y Mercantil

Contratos

Contrato de fideicomiso

Contrato de fideicomiso

El contrato de fideicomiso es un contrato mediante el cual un sujeto –el fideicomitente– transfiere en dominio fiduciario ciertos bienes y derechos a favor un sujeto que funge de una especie de administrador –el fiduciario– para la constitución de un patrimonio fideicometido, que está destinado al cumplimiento de un fin o fines específicos favor de un tercero o del propio fideicomitente –el fideicomisario–. El patrimonio fideicometido se encuentra bajo el “domino fiduciario” del fiduciario. En las legislaciones modernas, el contrato de fideicomiso es un contrato nominado y típico.

Partes

Las principales partes del contrato de fideicomiso son las siguientes:

  1. Fideicomitente: Es la persona que es propietaria de los bienes y derechos que son transferidos en dominio fiduciario al patrimonio fideicometido.
  2. Fideicomisario: Es el beneficiario del fideicomiso.
  3. Fiduciario: Es el sujeto encargado de administrar el patrimonio fideicometido y de llevar a cabo la ejecución del mismo (es decir, la venta o transferencia de los bienes y activos que conforman el patrimonio fideicometido).

Estructura del contrato de fideicomiso

Tipos

Entre los principales tipos de fideicomiso se encuentran los siguientes:

  • Fideicomiso en garantía: Es el fideicomiso que se constituye como garantía del cumplimiento de obligaciones del fideicomitente o de una tercera persona. Por ejemplo, el fideicomitente transfiere un bien inmueble de su propiedad a un patrimonio fideicometido para garantizar el cumplimiento de su obligación de pagar las cuotas de un préstamo frente a un banco (fideicomisario). En caso que el fideicomitente incumpla dichas obligaciones de pago, el banco podría solicitar al fiduciario que ejecute el patrimonio fideicometido. Esto significa que el fiduciario, por instrucción del banco, puede iniciar un proceso de venta del bien inmueble a fin de obtener el dinero necesario para cubrir la deuda impaga del fideicomitente. Si luego de cubrir la deuda frente al banco, existiera un monto restante, este sería entregado al fideicomitente.
  • Fideicomiso de titulización: La particularidad de este tipo de fideicomiso es que sirve de respaldo de los derechos subyacentes a valores mobiliarios. El fideicomitente transfiere ciertos bienes y derechos a un patrimonio fideicometido y, con cargo a tales bienes y derechos, el fiduciario emite valores mobiliarios (por ejemplo, bonos). En este caso, el fiduciario es denominado “sociedad titulizadora” y es una sociedad especializada en constituir este tipo de fideicomisos. Los fideicomisarios son las personas que suscriben los valores mobiliarios emitidos por la sociedad titulizadora (por ejemplo, los bonistas), pues en caso el fideicomitente incumpla con las obligaciones de pago frente a ellos, pueden solicitar que se vendan los bienes fideicometidos y de este modo cobrarse los importes no pagados.

Funciones del fideicomiso

Las principales funciones que cumplen los fideicomisos son las siguientes:

  1. Administración
  2. El fiduciario sirve como una especie de intermediario entre el fideicomitente y el fideicomisario. Este administra los bienes durante el plazo del contrato de fideicomiso. Dado que el fiduciario es quien administra estos bienes, el fideicomisario se asegura de que el fideicomitente no los transfiera y que de este modo no reduzca su patrimonio, perjudicando así el cobro de las obligaciones del fideicomitente frente al fideicomisario.

  3. Aislamiento de bienes
  4. Una vez que los bienes del fideicomitente son transferidos en dominio fiduciario al patrimonio fideicometido, estos salen de su patrimonio. En consecuencia, otros acreedores del fideicomitente no pueden solicitar embargos sobre los bienes fideicometidos.

Patrimonio fideicometido

Es el patrimonio autónomo que se crea mediante la celebración del contrato de fideicomiso. Está conformado por los bienes y derechos que, siendo de titularidad del fideicomitente, son transferidos en dominio fiduciario a favor del fiduciario. Tales bienes y derechos siguen siendo de propiedad del fideicomitente; no obstante, al realizar la transferencia en dominio fiduciario, los bienes y derechos fideicometidos salen del patrimonio del fideicomitente y el fideicomitente ya no puede ejercer los atributos del derecho de propiedad. En otras palabras, el fideicomitente no puede constituir gravámenes ni cargas, transferir ni realizar actos de disposición respecto a los bienes fideicometidos. De forma similar a lo que ocurre con la constitución de ciertos derechos reales, el fideicomitente únicamente mantiene una suerte de “nuda propiedad” con ciertos matices (podría, por ejemplo, seguir explotando algún bien que haya transferido al fideicomiso).

El patrimonio fideicometido, en tanto patrimonio autónomo, se encuentra separado del patrimonio del fideicomitente y tampoco se integra al patrimonio del fiduciario; es un patrimonio “independiente”. Es por ello que, como se indicó anteriormente, los terceros acreedores distintos de los fideicomisarios no pueden solicitar que los bienes del fideicomiso sean embargados.

Dominio fiduciario (o “propiedad fiduciaria”)

Sobre el patrimonio fideicometido, el fiduciario ejerce el dominio fiduciario. Existe discusión respecto a la naturaleza jurídica del dominio fiduciario. Ciertos autores consideran que este es un derecho real, mientras que otros consideran que es más bien una situación similar a un deber.

  1. Domino fiduciario como derecho real:
    • El fideicomitente mantiene la nuda propiedad, mientras que el fiduciario puede ejercer ciertos atributos del derecho de propiedad (tales como la facultad de transferir los bienes), tal como ocurre con la constitución de ciertos derechos reales sobre bien ajeno.
  2. Dominio fiduciario como deber
    • El fiduciario no adquiere todos los atributos del derecho de propiedad; es decir, no tiene la facultad de introducir modificaciones a los bienes, ni tampoco de destruirlos. Si bien el tener el domino fiduciario implica la posibilidad de transferir los bienes fideicometidos, esta facultad únicamente puede ser ejercida en los supuestos concretos previstos en el contrato de fideicomiso.
    • El concepto de “derecho” denota libertad de ejercicio. El fiduciario, por el contrario, se encuentra obligado a ejercer el dominio fiduciario conforme a las reglas establecidas en el contrato de fideicomiso. Es una suerte de mandatario que, en caso de contravenir lo establecido en el contrato de fideicomiso, podría estar sujeto a responsabilidad.
 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]