Derecho Civil

Acto y Negocio Jurídico

Acto jurídico

Acto jurídico

Un acto jurídico es un hecho jurídico voluntario; es decir, es un hecho generado por la voluntad humana que produce efectos jurídicos. El acto jurídico puede ser lícito (v.g. la celebración de un contrato de compraventa con plena validez) o ilícito (v.g. atropellar con un vehículo a una persona).

Actos jurídicos lícitos

Los actos jurídicos lícitos son aquellos hechos jurídicos voluntarios amparados por el Derecho, por tener este una apreciación favorable respecto de su contenido y finalidad. Esta categoría se subdivide a vez en dos: los actos jurídicos en sentido estricto (que importan una manifestación de voluntad) y los negocios jurídicos (que importan una declaración de voluntad).

El acto jurídico en sentido estricto es aquel que produce efectos en virtud a una manifestación de voluntad, sin haber una declaración de voluntad. Es decir, el acto jurídico en sentido estricto es el acto jurídico que produce determinados efectos jurídicos, independientemente de que el sujeto que lo realiza quiera o no esos efectos. Ejemplos de actos jurídicos en sentido escrito son la ocupación de bienes, el abandono de domicilio, la posesión (en ciertos supuestos), la especificación, entre otros.

En todos estos casos, estamos ante hechos que ocurren por voluntad humana y que generan efectos jurídicos, pero ello es con independencia de que el sujeto los haya buscado. Esto significa que la ley atribuye a un determinado hecho, una respectiva consecuencia. Este efecto se produce así el agente no lo haya querido.

El negocio jurídico es aquel acto jurídico que produce efectos en virtud de una declaración de voluntad y es la principal manifestación de la autonomía privada. Es decir, el negocio jurídico es el acto jurídico que produce determinados efectos jurídicos que sí son queridos y buscados por el sujeto que lo realiza. Así, el fin perseguido y querido por el sujeto (a través de la celebración del negocio jurídico) es aquel señalado por el ordenamiento; el efecto querido por el agente solo puede producirse porque la ley le reconoce tales efectos a su actuación. Por ejemplo, cuando un sujeto quiere convertirse en propietario de un bien, uno de los medios que tiene para hacerlo es comprar el bien. Esta compra podrá ser implementada a través de la celebración de un contrato, el cual es una especie de negocio jurídico (en específico, se trataría de un contrato de compraventa). A través de la celebración de este negocio jurídico (contrato de compraventa), obtendrá el efecto de que se le transmita la propiedad del bien y así satisfará su necesidad.

Es común que se denomine al negocio jurídico como acto jurídico. Así, ciertas legislaciones y parte de la doctrina atribuyen el significado de negocio jurídico a la denominación de “acto jurídico”. Sin embargo, la doctrina mayoritaria (siguiendo la concepción alemana) distingue el negocio jurídico como aquella especie del acto jurídico, lícita y con declaración de voluntad, distinto de la categoría más general de acto jurídico en sentido amplio (que puede ser lícito o ilícito), que a su vez comprende el concepto de negocio jurídico.

Actos jurídicos ilícitos

Los actos jurídicos ilícitos son aquellos hechos jurídicos voluntarios cuya consecuencia es originar la obligación de reparar el daño causado, en cabeza de la persona que causa el daño. Por ejemplo, si un sujeto accidentalmente atropella a otro con un vehículo, se generará un derecho resarcitorio a favor de la víctima y, correlativamente, surgirá la obligación de resarcir el daño en cabeza de quien manejaba el vehículo. Este acto es voluntario, no porque el conductor haya tenido necesariamente la intención de herir a otro, sino porque la conducta consistente en manejar el vehículo es producto de su voluntad (hay una manifestación de voluntad). Así, el efecto de tener que cumplir su obligación de reparar el daño se producirá independientemente de que el conductor quiera o no.

Este tipo de actos son el objeto principal de la responsabilidad civil. Sin embargo, existen causales de responsabilidad civil que no importan una conducta voluntaria (ya sea con dolo o culpa) por parte del sujeto causante. Por ende, la responsabilidad civil no se limita únicamente a los actos jurídicos ilícitos, pues también existe responsabilidad por riesgo (cuando sin haber causado un daño mediante una conducta voluntaria, se tiene la obligación de resarcir por el hecho de haber creado el riesgo de generar tal daño). Dentro de la categoría de los actos jurídicos ilícitos podemos encontrar, entre otros, a los delitos y los cuasidelitos. Los delitos, si bien dan lugar a responsabilidad penal (una sanción como la pena privativa de la libertad), en muchas ocasiones también dan lugar a la responsabilidad civil (obligación de reparar el daño causado con dinero y otros bienes).

 

Otros artículos

Actualización Derecho Admnistrativo

Actualizado el 30 de mayo de 2020

Las funciones del Estado pueden clasificarse en administrativa, legislativa y jurisdiccional. Cada uno de los órganos entre los que se distribuye el poder estatal tiene asignada una de las funciones indicadas, sin perjuicio de que también pueda ejercer otra en cierta medida. [Leer más]

Actualización Derechos Reales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El usufructo es el derecho sobre cosa ajena para usar y disfrutar sin alterar la sustancia de la cosa. Se asemeja al derecho de propiedad, con la diferencia de que el usufructo es temporal y por tanto, el usufructuario no tiene poder de disposición sobre el bien. [Leer más]

Actualización Acto y Negocio Jurídico

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La causa puede ser definida como la razón que justifica que la ley le reconozca a un determinado negocio jurídico sus efectos; es la función social y jurídica de un negocio jurídico (distinguiéndose así del objeto del negocio jurídico, que se analiza desde una perspectiva práctica y no jurídica). [Leer más]

Actualización Teoría General del Derecho

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La integración jurídica es es un mecanismo que sirve para resolver aquellos casos específicos para los que no hay una norma aplicable pese a necesitar una respuesta jurídica. Se "crea una norma" mediante la aplicación del conjunto de leyes o principios. [Leer más]

Actualización Procesal Civil

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El objetivo principal de las medidas cautelares es asegurar la eficacia de la decisión final (sentencia de cosa juzgada). En tanto dure el proceso, se toma una medida provisional (provisional porque su vigencia está sujeta hasta cuando termine el proceso). [Leer más]

Actualización Contratos

Actualizado el 30 de mayo de 2020

El contrato es el acuerdo de dos o más partes para crear, modificar, regular o extinguir entre sí una relación jurídica patrimonial, y sirve como medio de regulación de conflictos de intereses entre particulares, constitunyendo uno de los actos que toda persona realiza numerosas veces cada día. [Leer más]

Actualización Procesos Constitucionales

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La finalidad del proceso de amparo es la de proteger derechos fundamentales, distintos a la libertad y los derechos tutelados por el proceso de habeas data. Es un proceso en teoría más rápido, en el que se puede conseguir medidas cautelares. [Leer más]

Actualización Obligaciones

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La obligación, entendida como relación obligatoria, es una relación jurídica de carácter patrimonial en cuyos extremos se encuentran una situación jurídica de acreencia (un derecho personal) y una situación jurídica de deuda (un deber jurídico, al que por lo general también se le denomina obligación). [Leer más]

Actualización Derecho Penal

Actualizado el 30 de mayo de 2020

La culpabilidad es el tercer elemento del delito, donde se imputa la responsabilidad por la realización de un injusto (conducta típica y antijurídica). El fundamento de la imputación radica en la infidelidad del autor frente al derecho. [Leer más]